DÍA INTERNACIONAL DEL TRABAJADOR Y LAS TRABAJADORAS

Por: Gloria Gálvez

El 1ro de mayo se conmemora el “Día Internacional del Trabajador”, en esta fecha se recuerda a los trabajadores de Chicago y de otras ciudades de Estados Unidos, que en 1886 iniciaron una masiva huelga, para exigir una jornada laboral de 8 horas diarias.

La consigna era “8 horas de trabajo, 8 horas de reposo y ocho horas para la recreación”.  Ese día más de 5 mil huelgas, más de 200 mil trabajadores iniciaron las movilizaciones. Que duraron hasta el día 4 de mayo.

La represión, se hizo sentir. Se produjeron múltiples enfrentamientos, entre los trabajadores y la policía.  En Milwaukee la represión policial produjo nueve muertos obreros y hubo enfrentamientos violentos en Filadelfia, Louisville, St. Louis, Baltimore y principalmente en Chicago.

El día 3 de mayo de 1886, dos días después del inicio de la huelga, los sindicatos de la madera convocaron a una reunión, los ‘rompehuelgas’ de la Pinkerton atacaron a los trabajadores. Intervino la policía, murieron 6 trabajadores y cientos fueron heridos.

Los dirigentes anarcos sindicalistas convocaron una concentración para el día 4 de mayo en la Plaza Haymarket, acto público que contaba con autorización de las autoridades, incluso la presencia del alcalde, para garantizar la seguridad de los trabajadores. Al finalizar la concentración y cuando los trabajadores ya se retiraban del lugar, el capitán de la policía junto a sus oficiales, avanzó sobre los grupos obreros en actitud amenazante.

Alguien lanzó entonces una bomba contra los policiales y abatió a uno de ellos, hiriendo a otros varios. Entonces, las fuerzas policiales abrieron fuego contra los trabajadores matando a varios y causando centenares de heridos.

Ese hecho de violencia permitió a las autoridades judiciales, presionadas por autoridades políticas y los medios de comunicación, detener y procesar a los dirigentes del movimiento anarco-sindicalista.

Pero el castigo no sólo era al sindicalismo. Se debe tenerse en cuenta que de los ocho dirigentes, sólo dos eran norteamericanos y el resto se trataba de inmigrantes extranjeros.

Así fueron arrestados el inglés Samuel Fielden, los alemanes Auguste Spies, Michael Schwab, George Engel, Adolph Fischer y Louis Lingg y los norteamericanos Oscar Neebe y Albert Parsons.

Con esto se inició un proceso judicial, que años después, fue calificado de ilegítimo y deliberadamente malintencionado, una burla a la justicia y un verdadero fraude procesal como demostró pocos años después el gobernador del estado de Illinois, John Peter Atlgeld.

Fueron sentenciado,  cinco de ellos condenados a muerte (uno se suicidó antes de ser ejecutado) y tres fueron recluidos. A estos trabajadores de les ha reconocido como “Los Mártires de Chicago”.

En 1889, en memoria y homenaje a los trabajadores y mártires de las huelgas de 1886. En el Congreso Obrero Socialista  de la Segunda Internacional. Se acordó, conmemorar el “Día del Trabajador”, el 1ro de mayo de cada año.

La demanda de los trabajadores por una jornada laboral de 8 horas, fue una conquista lenta, pero sin retorno. Recién en 1919 la Organización Internacional del Trabajo (OIT), realiza el primer convenio que fija la jornada laboral de 8 horas y la jornada semanal en 48, pero sólo para los trabajadores del sector industrial. Y en 1930 para el sector comercio y oficinas.

En Chile

Recién en noviembre de 1920 fue aprobado en general un proyecto de “Código Laboral”, dando paso a la discusión en  particular de todos los aspectos contenidos. Este proyecto consideraba la jornada laboral de 48 horas semanales.

Después de años de debate y por efecto de un movimiento de presión militar, el 8 de septiembre de 1924, fue aprobada la ley N° 4.053, conocida como ley de “Contrato de Trabajo”, regulaba  aspectos referidos a reglamentación del trabajo y las limitaciones que incumben a mujeres y niños. En cuanto a la duración de la jornada de trabajo se reafirmaba el principio que establecía la jornada de 8 horas diarias y 48 horas semanales.

En 1925, Chile ratificó la convención suscrita por la OIT en 1919. En agosto de 1925, a través de los respectivos decretos, se reconoció la jornada laboral de 8 horas diarias y 48 horas semanales, la edad mínima de 14 años para trabajos industriales, la prohibición del trabajo nocturno de niños y mujeres, así como el derecho de asociación de los trabajadores, incluidos los trabajadores agrícolas.

De los Mártires de Chicago a Los Mártires de la Maestranza

Entre el 28 y 29 de septiembre de 1973. Militares de la Escuela de Infantería de San Bernardo, tomaron detenidos a 11 trabajadores ferroviarios de la maestranza.

Estos trabajadores no tuvieron ningún derecho a defensa, ni a un juicio justo. Fueron torturados y fusilados el 6 de octubre de 1973 en el Cerro Chena.

Testimonios de testigos y pericias del Servicio Médico Legal de los cuerpos que fueron encontrados. Permitieron constatar las torturas a las que fueron sometidos previas al fusilamiento, estos espantosos crímenes quedaron consignados en el informe de la Comisión Nacional de Verdad y Reconciliación. Conocido como el Informe Rettig.

Hay que recordar también que el Director General de Ferrocarriles del año 1973, Don Alfredo Rojas Castañeda, fue arrestado por primera vez a fines de 1974 y aún hasta el día de hoy, se mantiene como detenido desaparecido.

No debemos olvidar, estos episodios tristes y vergonzosos de nuestra historia reciente, es necesario recordar, para que estas historias nunca se repitan.

Recordemos a los Mártires de la Maestranza ellos son: Alfredo Acevedo Pereira, (27 años); Roberto Ávila Márquez, (59); Raúl Castro Caldera, (23); Hernán Chamorro Monardes, (29); Manuel González Vargas, (46); Arturo Koyck Fredes, (48); Adiel Monsalves Martínez, (41); José Morales Álvarez, (31); Pedro Oyarzún Zamorano, (36); Joel Silva Oliva, (37) y Ramón Vivanco Díaz, (44).

El año 2008 y tras un largo proceso judicial, fue condenado a 15 años de prisión por secuestro y homicidio, el brigadier en retiro del Ejército, Víctor Raúl Pinto Pérez.

Conmemoramos para recordar, para homenajear a tantos y tantas, hombres y mujeres que han luchado por los trabajadores y trabajadoras de Chile y el mundo. Pero también conmemoramos para seguir luchando por mejores condiciones de trabajo y calidad de vida para los trabajadores y sus familias. Las reivindicaciones actuales: No+ afp; Reconocimiento de derechos laborales para los trabajadores a honorarios; Igualdad de salarios para hombres y mujeres, a igual pega igual paga; Fortalecimiento de las organizaciones sindicales, para generar condiciones negociación favorables a los trabajadores.

 

Comparte
Tweet about this on TwitterShare on FacebookPrint this pageEmail this to someoneShare on Google+